top of page
  • Foto del escritorTGCQ

Clave fiscal: la AFIP da recomendaciones sobre su uso

La clave fiscal es una contraseña personal, privada e intransferible que se debe utilizar para realizar trámites y transacciones con la AFIP y otros organismos nacionales, provinciales y municipales de manera segura.


Existen distintos niveles de seguridad que determinan los diferentes tipos de servicios a los que se puede acceder mediante el uso de la clave fiscal. Es decir, un mayor nivel de seguridad permitirá que se puedan adherir más servicios. Eso no significa que una clave fiscal inferior sea menos segura que una superior.


Para presentar declaraciones juradas, efectuar pagos o ingresar las deducciones de Ganancias, entre otros servicios, se necesita clave fiscal con nivel 2 de seguridad. Se obtiene por autentitación a través de homebanking.


Para facturación, solicitud de planes de pagos y adhesión al domicilio fiscal electrónico, entre otros, se debe tener clave fiscal con nivel 3 de seguridad. Se obtiene a través de la app "Mi AFIP" (ver guía paso a paso) o de manera presencial, con turno previo, en una dependencia AFIP.


Las gestiones aduaneras requieren clave fiscal de nivel 4. Se otorga exclusivamente en forma presencial en una dependencia AFIP. Este nivel requiere autenticación con clave token generada mediante dispositivo móvil a través de la aplicación "AFIP OTP", disponible para iOS y Android.



Recomendaciones para el uso de la clave fiscal


Tenga presente que la AFIP o sus agentes nunca, bajo ninguna circunstancia, le solicitarán la clave fiscal a un contribuyente, ya sea en forma verbal, telefónica, por correo electrónico, redes sociales, whatsapp y/o ningún otro servicio de mensajería instantánea.


Además, por razones de seguridad, se recomienda que la clave tenga entre 10 y 64 caracteres, incluyendo 2 números, 4 letras, 1 mayúscula y 1 minúscula.


Adicionalmente, el sistema solicitará la modificación de la clave si detecta que no cumple con los requisitos o al completarse un año de haber sido establecida.



Al momento de utilizar la clave fiscal es recomendable:


- No guardar ni escribir la clave en archivos físicos o electrónicos que puedan ser leídos o vistos por otras personas.

- No almacenar la clave en el navegador web mediante la opción "recordar contraseña" y deshabilitar la función “Autocompletar formularios y contraseñas”.

- No compartir la clave con otras personas, ni enviarla por correo electrónico, SMS, mensajería o cualquier otro tipo de medio electrónico.

- Evitar acceder a los sistemas de la AFIP desde sitios públicos o computadoras de uso compartido. De ser inevitable, utilizar el teclado virtual de ingreso seguro para escribir la contraseña.

- Cambiar la clave periódicamente, aún cuando el sistema no lo solicite.


Fuente: AFIP


10 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page