top of page
  • Foto del escritorTGCQ

Duro rechazo de importadores a los nuevos controles del Banco Central

En un delicado equilibrio para intentar proteger sus reservas, el Banco Central anunció el jueves pasado dos importantes cambios: por un lado, flexibilizó el acceso al dólar financiero; mientras que por otro reforzó las condiciones para que los importadores accedan al mercado oficial. La medida causó recelo en el sector, que advierte, que obliga en cierta medida a un "desdoblamiento cambiario" de facto.



A partir de la comunicación 7466, el directorio del organismo que preside Miguel Pesce anunció que se incorporará a al Sistema de Monitoreo de Importaciones (SIMI), del que hasta ahora participaban el Ministerio de Producción y la AFIP. En concreto, el ingreso de la autoridad monetaria a este mecanismo de control significará una doble clasificación de las importaciones.


De esta manera el BCRA dividirá a las importaciones en dos categorías. Las que queden dentro de la categoría A podrán mantener su acceso al mercado cambiario para poder hacerse de los dólares necesarios para importar; mientras que las empresas que sean clasificadas en la categoría B deberán solicitar financiamiento mínimo a un plazo de 180 días corridos a contar desde el ingreso aduanero.


La normativa aclara que quedarán exceptuados de este requerimiento aquellos importadores de bienes de capital y compras al exterior asociadas a licencias no automáticas. Adicionalmente, el Central fijó un monto acotado para que las empresas puedan ser consideradas dentro de la primera categoría.


El BCRA habilitará el acceso al mercado de cambios a un importador para las SIMI categoría A por el equivalente al menor valor entre las importaciones del año 2021 más el 5% de dicho valor o las importaciones del año 2020 más un 70% de dicho valor. Si ese monto es menor a US$ 50.000 o el importador no realizó compras en los últimos dos años, el limite será de US$ 50.000 anuales.


Además de estos límites, los importadores se quejaron por una nueva capa extra de burocracia que deberán enfrentar para reunir los requisitos necesarios poder acceder al dólar oficial.


"Esto apunta a disminuir el flujo de importaciones ya que según la autoridad monetaria en los últimos meses se observaron incrementos sostenidos de las importaciones de bienes asociadas a un comportamiento “especulativo”", indicaron analistas de Delphos y agregaron: "Esto parece ser el reflejo de los saldos negativos del BCRA en el Mercado Oficial desde noviembre (U$S1.508 millones), que se mantuvieron a pesar de la muy buena cosecha de trigo".


Esta medida se acompañó con una flexibilización del mercado financiero por parte de la CNV. Por un lado, se eliminó el tope de, aproximadamente US$ 18.000 semanales, para operar dólar MEP mediante bonos en dólares ley nacional. Al mismo tiempo operar bonos ley nacional no implicará restricciones para operar otros activos.


En este delicado balance, "el gobierno parece apuntar a darle más fluidez a los dólares financieros en un momento donde se encuentran con tendencia bajista a la vez que refuerza la vigilancia a las importaciones", sumaron en Delphos. Desde que comenzó el año, tanto la cotización del dólar MEP como del contado con liqui


"Es casi una manera de terminar de desdoblar sin decirlo ya que se hace cada vez dificil acceder al MULC y por ende el exportador debe liquidar al tipo de cambio oficial, y todo aquel que requiera hacer un pago afuera debe terminar accediendo al contado con liqui", apuntó una fuente experta en normativa cambiaria.


Fuente: Clarín


https://www.clarin.com/economia/control-banco-central-importadores_0_okzgHFHf5t.html

6 visualizaciones0 comentarios
bottom of page