top of page
  • TGCQ

Economía espera un déficit primario del 3% y pone la lupa sobre las “cajas” con superávit

Martín Guzmán estima que las cuentas públicas cerrarán con un déficit primario en torno al 3% del PBI en 2021. Así confirmaron en el Palacio de Hacienda por estas horas.



El resultado primario fiscal previsto para este año representa un desequilibrio más bajo que el de 2020 (6,5%) y al presupuestado para 2021 (4,5%). La mejora se debe al incremento de la recaudación por los precios de la soja y recursos extraordinarios, así como a la licuación del gasto en jubilaciones y pensiones, que crecieron detrás de la inflación buena parte del año pasado.


"Vamos a terminar 2021 con crecimiento 10% y una fuerte expansión de las exportaciones. También se está reduciendo la pobreza y normalizando las condiciones macroeconómicas, inclusive por debajo del 3,3% (de déficit primario), más cerca del 3% en 2021, también hubo una reducción importante de la emisión monetaria", aseguraron en Economía.


El bache fiscal del año pasado, equivalente a $1,3 billones, dejó planteado un serio desafío hacia delante. Guzmán preveía un desbalance del 3,3% para 2022 (sin contar los intereses de la deuda), pero el rojo de 2021 (aumentó por la pandemia), condicionará el camino al equilibrio fiscal en los próximos años.


"Si el Gobierno está negociando un sendero decreciente, hay que ver cuál es el año base. Si es el 2021, entonces para 2022 el déficit primario debería ser menor y en ese caso el 3,3% del Presupuesto no aprobado debería ser inferior a 3%, pero también podría negociarse una baja a partir de 2023", dijo Nadin Argañaraz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).


La trayectoria sobre el desequilibrio fiscal es un tema sensible dentro del Frente de Todos. De hecho, fue uno de los motivos que en septiembre pasado desencadenó el enojo de Cristina Kirchner y su pedido de "renuncias" en el gabinete, tras la derrota en las PASO. En esa carta, le pidió al Presidente que se sentara junto a su ministro a "revisar" los números del Presupuesto.


"El año pasado, con ocasión de presentarse el mismo, se estableció que el déficit fiscal iba a ser del 4,5% del PBI sin pandemia a partir de marzo del 2021 -situación que no se verificó", alertó la vicepresidenta. Y calculó: "Cada punto del PBI en la actualidad es alrededor de $420.000 millones".


La queja apuntaba a que en agosto pasado, faltando cuatro meses para cerrar el año y pocos días para las primarias, no se había alcanzado la mitad del déficit previsto.


Guzmán reconoció una menor ejecución de la obra pública, pero negó que hubiera un "ajuste fiscal". Siguiendo los cálculos de Cristina, el ahorro fue de $630.000 millones.


Las consultoras también esperan un déficit mucho menor al presupuestado, después de registrar un 2,1% acumulado en noviembre, sin contar los DEG del FMI. Equilibra estimó que en diciembre el rojo será de 1 punto del PBI (unos $452.000 millones), incluyendo el anticipo de pago de subsidios 2022, y que el déficit primario acumulado será del 3% en 2021.


La incógnita ahora es cuál será la estrategia para lograr un mayor recorte del rojo fiscal en un año sin presupuesto. "Por un lado tenes una caida en la recaudación por retenciones, que al no renovarse las facultades del Poder Ejecutivo a partir del 31 de diciembre pasado implica una caida del 2% PBI de ingresos", aseguró Alejandro Einstoss, economista del Instituto de Energía Argentino (IAE).


Por el otro, se espera un fuerte incremento en los subsidios económicos con aparentes subas en las tarifas por debajo de la inflación (20%) y un mayor costo de importación de energía en invierno. "Eso te pone en un escenario de U$S15.000 millones en subsidios en energía y transporte, si no se toman medidas adicionales", dijo Einstoss, quien espera un déficit de entre 5 y 6%.


Para reducir el rojo, el Gobierno puede aumentar los impuestos o reducir el gasto. El nuevo consenso fiscal firmado la semana pasada abrió la puerta a que los gobernadores suban la recaudación mediante el aumento de ingresos brutos en algunos rubros y la creación de un impuesto a la herencia, así como la gravación de actividades hoy exentas, como es el caso de Netflix.


En paralelo, Economía empezó a poner la lupa en los organismos con superávit. Se trata de las "cajas" de entes y fondos que reciben más más ingresos de los que gastan que no vuelven al Tesoro y que si se ordenaran, según la cartera, se podría reducir la emisión monetaria para financiar el gasto público y moderar así su impacto sobre las cotizaciones del dólar.


Fuente: Clarín


https://www.clarin.com/economia/economia-espera-deficit-primario-3-pone-lupa-cajas-superavit_0__-A7uxuMP.html



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page