top of page
  • Foto del escritorTGCQ

El Banco Central subió las tasas al 78% anual

Forzado por la aceleración que registra la inflación y por el recordatorio del compromiso asumido para mantener “tasas reales positivas” que le repitió el FMI en la última revisión del acuerdo, el Banco Central (BCRA) no tuvo más remedio que volver a subir en 300 puntos básicos las tasas de interés referenciales para la economía local.


Las elevó del 75 al 78% nominal anual, tanto para los depósitos en pesos a plazo fijo realizados a 30 días como para las inversiones que toma de los bancos (para retirar parte de los pesos que emitió de más) vendiéndoles sus Letras de Liquidez (Leliq). Estos niveles comenzarán a regir desde mañana.


Significan rendimientos del 113% anual a nivel efectivo, en los casos en que el inversor renueve la colocación cada mes durante todo el año y vaya sumando al capital depositado originalmente el interés percibido.


El Banco Central, sin embargo, mantuvo inalterada en el 72% nominal anual la tasa de pases pasivos a 1 día, e hizo lo propio con la del 77% que los bancos pueden aplicar a los consumos cancelados con tarjeta de crédito que son financiados con el plástico sin cambios.


Hay que recordar que luego del dato de inflación de enero, la autoridad monetaria las había mantenido sin cambios (aunque el IPC ya llevada tres meses moviéndose al alza), porque la medición núcleo de la inflación (que excluye los movimientos de aquellos productos cuyos valores pueden estar influenciados por factores estacionales o cuestiones externas a la política monetaria) no explicaba la mayor parte de la aceleración con respecto a diciembre.


Claro que este fenómeno sí se dio en febrero (el IPC núcleo superó en 1,1 puntos al índice general), lo que lo dejó sin excusas para no volver a mover al alza los tipos de interés, tras haberlos mantenido congelados por un semestre.


El mercado esperaba un alza de al menos 500 puntos que las recoloque en niveles “positivos” en términos reales. Sin embargo, el sobrecosto que debe la entidad enfrentar para mantener regularizada la deuda remunerada que asumió por más de $11,7 billones habría convencido a su conducción de ser más prudente al respecto. Hay que recordar que por mantener ese pasivo, el Banco Central ya está obligado a emitir unos $700.000 millones por mes.


Fuente: La Nación



10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page