• TGCQ

El Gobierno avanza con una canasta de precios de más de 1300 productos

En la búsqueda de escenificar una mejora del corroído vínculo con el sector privado en el marco de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) -que exigen un consenso amplio- el Gobierno avanza con la intención de acordar con el sector de consumo masivo y de alimentos una canasta de precios de más de 1300 productos. El viernes vencerá el congelamiento unilateral dispuesto por la Secretaría de Comercio Interior en octubre pasado.


Según informaron fuentes oficiales, Martín Guzmán (Economía), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), Roberto Feletti (Comercio Interior) y Miguel Pesce (Banco Central), participaron ayer de un almuerzo con empresarios en las terrazas del Palacio de Hacienda. La reunión, que comenzó a las 13.30, duró dos horas y, según varios de sus participantes, fue calificada como positiva. “Se manifestaron las necesidades de la industria y el respaldo que se requiere de las empresas”, contó uno de los asistentes.


Con los representantes del gabinete económico, estuvieron presentes en el almuerzo Laura Barnator, gerente general de Unilever; Gabriela Bardin, gerente general de P&G; Gonzalo Fagioli, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Quilmes; Abelardo Gudiño; gerente general de Coca Cola; Adrián Kaufmann Brea; gerente general de Comunicaciones de Arcor; Maximiliano Lapidus, gerente en La Serenísima; Agustín Llanos, gerente de Molinos Río de la Plata.


Cuatro fuentes privadas consultadas por este medio, ratificaron que los nuevos Precios Cuidados que prepara el Gobierno serían unos 1300 productos (el congelamiento hoy llega a 1332 productos). En el almuerzo, los funcionarios resumieron que 470 productos ya están cerrados, hay unos 700 a poco de confirmarse y el resto se sigue discutiendo contrarreloj.


Quien abrió la reunión fue Guzmán, que hizo un breve repaso de la situación económica actual y del estado de las negociaciones con el Fondo (de las que no dio detalles). Sí, dijo que la intención oficial es llevarlo cuanto antes al Congreso. Mañana el ministro presentará a los gobernadores la propuesta argentina con relación al sendero fiscal, la meta de acumulación de reservas y la de emisión monetaria. El Gobierno iba a sumar a empresarios y sindicalistas, pero luego desistió.


El viernes vencerá el congelamiento de precios dispuesto a través de la resolución 1050 en octubre pasado por el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, y ahora el Gobierno busca establecer una canasta de Precios Cuidados con consenso de los privados que tengan revisiones trimestrales y actualizaciones no más elevadas de 2% mensual. Sin embargo, hasta la semana pasada, pese a que las empresas acercaron sus propuestas, no tenían respuesta oficial.


La inflación en la Argentina terminará el año con un alza de alrededor de 50%. En el sector afirman que los aumentos de los productos en las góndolas no fueron superiores al 30%, por lo que perdieron márgenes de rentabilidad como consecuencia de las paritarias, la suba de productos importados por la variación del dólar y la escasez de oferta de insumos por la pandemia. Particularmente, en las firmas hubo críticas a las trabas a las importaciones, a la baja del consumo (según Scentia cayó en 2021 un 2,9% frente a 2020), y al aumento del ausentismo en las empresas por el crecimiento de los contagios con covid.


Más allá del acuerdo de precios, también se trataron temas de negocios como exportaciones, importaciones, recaudación impositiva e informalidad, en los que cada representante destacó las oportunidades y desafíos que tiene en su rubro particular, contaron a LA NACION en el sector privado. “Me parece que el Gobierno tiene, por pedido del Fondo, que lograr un mejor diálogo con el sector privado”, interpretaron desde una de las empresas que estuvo en el encuentro.


“Hubo una actitud cooperativa y constructiva por parte de las empresas, quienes valoraron la importancia de los acuerdos de precios para ayudar a coordinar expectativas que permitan atacar el elemento de persistencia en el proceso inflacionario de una forma que sea consistente con el resto de las políticas macroeconómicas”, indicaron desde Economía en un comunicado enviado tras el encuentro en el que se destacó el “diálogo” y también que ambas partes “avanzaron en los consensos para alcanzar un acuerdo de precios que coadyuva a atacar el problema de la inflación”.


El Gobierno, y particularmente Guzmán, se siente avalado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) tras la publicación de la evaluación Ex Post del Stanb-By (SBA) tomado en 2018 por Mauricio Macri. Según la lectura oficial, el documento afirma que la política monetaria de la gestión de Cambiemos no fue suficiente para frenar la fuerte suba de precios en 2018 y 2019, lo que –alegan en Economía– avala la idea oficial de que el origen de la inflación es multicausal.


En ese camino, el último documento del Fondo dio luz verde a una política oficial de ingresos y precios (entre ellos, los acuerdos con las empresas y sindicatos) para frenar las expectativas de inflación. Claro que eso –estimó el Fondo en el mismo documento– debe ir acompañado de una reducción gradual del déficit fiscal, menor emisión monetaria y tasas de interés reales.


En las últimas semanas, antes de Fin de Año, en el equipo económico se registraron picos de tensión a la hora de definir las herramientas que se usarían para frenar los precios. Guzmán, Kulfas y Julián Domínguez buscaron generar acuerdos con los diferentes sectores, entre ellos el campo, mientras que Feletti sugirió públicamente un aumento de las retenciones. El momento más álgido de ese enfrentamiento derivó en la salida del Gobierno de Débora Giorgi, número dos de Feletti.


Fuente: La Nación


https://www.lanacion.com.ar/economia/encuentro-contrarreloj-en-economia-por-el-vencimiento-del-congelamiento-de-precios-nid04012022/

2 visualizaciones0 comentarios