top of page
  • Foto del escritorTGCQ

El Gobierno exceptuará de Ganancias los adicionales salariales de 600.000 trabajadores

En medio de una inflación galopante, el Gobierno, mediante el Ministerio de Economía conducido por Sergio Massa, decidió exceptuar del pago del impuesto a las Ganancias los adicionales salariales de alrededor de 600.00 trabajadores. Se trata de una medida acordada con la cúpula de la CGT y que pretende escindir del tributo el pago de bonos por productividad, movilidad, viáticos y horas extras. La norma se oficializaría el lunes.


Con la intención de aliviar el impacto del impuesto y lidiar con la pérdida del salario real por culpa de la inflación, el Gobierno pactó con la CGT para elevar el porcentaje real de los aumentos salariales acordados en las paritarias.


Según trascendió desde el Ministerio de Economía, durante la semana el titular de la cartera mantuvo reuniones con la cúpula de la CGT en distintos momentos, de las que participaron Hugo Moyano, Héctor Daer, Carlos Acuña, Andrés Rodríguez y Jorge Solá, con quienes negoció los detalles de la medida.


La norma se oficializaría este lunes mediante un dictamen de la Subsecretaría de Ingresos Públicos (SSIP) junto con una resolución del Ministerio de Economía y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Conlleva a una mejora del salario del bolsillo de entre el 6% y el 13%, según las estimaciones del Ejecutivo.


Entre los conceptos que ya no pagarán el impuesto aparecen los bonos por productividad, fallo de caja y conceptos de similar naturaleza; movilidad, viáticos y otras compensaciones análogas; y horas extras, adicionales por turno rotatorio y similares.


El acuerdo con la central de trabajadores llega a días de conocerse la inflación de marzo que dista, según diferentes consultoras, de los números que presagiaba Massa cuando arribó a la cartera de Hacienda e imaginó una inflación de 3% para abril de este año.


Según las estimaciones, la inflación de marzo se ubicaría a más del doble de las proyecciones oficiales, lo que licuaría aun más los ingresos de los trabajadores en un momento en donde las candidaturas para las elecciones comienzan a estipularse de cara a las PASO.


Quién paga el Impuesto a las Ganancias

El impuesto a las ganancias alcanza, a partir de enero último, a quienes tienen una remuneración bruta mensual superior a $404.062, que equivale a un sueldo neto de aportes a la seguridad social de $335.372.


Esa cifra surgió de la aplicación de un mecanismo de actualización que rige por ley desde 2018, por el cual cada año se modifican no solo el piso salarial para tributar, sino también los montos no imponibles, los valores de una tabla que -en función de diferentes rangos de ingresos- define qué alícuota se considera en cada caso, y los montos topes que son deducibles por algunos gastos, como el de alquiler de la vivienda o el de servicio doméstico (que sean deducibles los gastos significa que un determinado importe se resta del ingreso sobre el cual se calcula el impuesto).


Si bien una ley del Congreso estableció originalmente una actualización anual a concretar en cada enero, en 2021 y en 2022 se establecieron reajustes también en otros meses, dado el fuerte deterioro del poder adquisitivo de los pesos.


Sin embargo, esas actualizaciones por fuera del esquema anual fueron solo parciales: se incrementó el piso salarial a partir del cual se tributa, pero no el resto de las variables. Eso fue provocando distorsiones en la imposición. La falta de una actualización adecuada del esquema hace que suba la presión impositiva, incluso cuando los salarios pierden poder de compra.


Fuente: La Nación



91 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page