• TGCQ

El Senado transformó en ley proyectos económicos pedidos por el Gobierno

El Senado aprobó, por unanimidad, dos proyectos de ley de contenido económico que fueron solicitados por el ministro de Economía, Sergio Massa, e impulsados por el Poder Ejecutivo: la promoción de inversiones en la industria automotriz-autopartista y su cadena de valor y la modificación de diversos artículos de la Ley 26.270 de promoción del desarrollo y producción de la biotecnología moderna y la nanotecnología.


A su vez, avaló el nombramiento de Daniel Scioli como embajador de Brasil y convirtió en ley el proyecto que instaura el 23 de junio como el Día Nacional del Síndrome de Dravet.


Régimen de Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna

La iniciativa, que tenía media sanción de Diputados, tuvo 57 votos a favor. Extiende hasta el 31 de diciembre de 2034 el Régimen de Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna, e incorpora al sector de la nanotecnología.


Este proyecto modifica diversos artículos de la Ley 26.270 sancionada en 2007. Asimismo, incluye una actualización en los conceptos, considerando las circunstancias actuales de estos sectores productivos, y se dispone la creación de un nuevo registro de proyectos.


También, incorpora al sector de la nanotecnología, que se define “a toda aplicación tecnológica del conjunto de técnicas y ciencias en las cuales se estudian, manipulan y obtienen -de manera controlada- materiales, sustancias y dispositivos de dimensiones nanométricas”.


Entre los beneficios impositivos, prevé la amortización acelerada en el impuesto a las Ganancias, devolución del IVA y conversión en bono de crédito fiscal en un 50% para los titulares de proyectos de investigación y/o desarrollos aprobados.


De los dos primeros beneficios también gozarán los titulares de los proyectos de producción de bienes y/o servicios.


Además, indica que “serán aprobados únicamente los proyectos que impliquen un impacto tecnológico fehaciente y cuyos o cuyas titulares demuestren solvencia técnica y capacidad económica y/o financiera para llevarlos a cabo y que cumplan con los requisitos de bioseguridad establecidos por la normativa vigente”.


En tanto, se otorgarán hasta un máximo de 1 proyecto por año por cada persona humana y un máximo de 3 proyectos por año por cada persona jurídica.


Asimismo, se establece que deberá existir una comunicación entre la AFIP y el Ministerio de Economía “a efectos de verificar y controlar el estado de aplicación y uso de los beneficios fiscales”.


Entre otros puntos, impulsa la creación de una Comisión Consultiva para la Promoción de la Biotecnología y la Nanotecnología; y se deroga el “Fondo de Estímulo a Nuevos Emprendimientos en Biotecnología Moderna”, atento a que su puesta en funcionamiento generaría una superposición de funciones en la misma autoridad de aplicación y la obligación de solicitar una patente ante el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial.


Promoción de inversiones en la industria automotriz

El Senado también sancionó la ley de promoción a las inversiones en la industria automotriz, que tiene como objetivo promover las inversiones en todos los eslabones de la cadena de valor del sector, es decir, terminales y autopartistas de los sistemas que agregan valor a partir de procesos industriales.


Entre los beneficios fiscales plantea: devolución anticipada del IVA; amortización acelerada de los bienes de capital y de las obras de infraestructura; y que los derechos de exportación van a ser de 0% hasta el 31 de diciembre de 2031.


Además, la ley declara a la Industria Automotriz-Autopartista como Industria Estratégica en la República Argentina.


Por medio de la misma se propicia la creación del “Programa de Fomento a Nuevas Inversiones de la Industria Automotriz-Autopartista”, que comprenderá las inversiones en bienes de capital nuevos y obras de infraestructura realizadas por empresas industriales radicadas en Argentina.


Los beneficiarios podrán ser aquellas empresas que cuenten con proyectos de inversión aprobados por la autoridad de aplicación, mientras que no podrán acogerse al programa quienes estén declarados en quiebra, se encuentren en otro régimen de promoción o tengan morosidad.


Los bienes producidos en el marco de los proyectos de inversión deberán alcanzar un Contenido Mínimo Nacional (CMN), que se define en escalas progresivas de acuerdo a los vehículos o autopartes.


También se establece la creación de un Instituto de la Movilidad, con un directorio integrado por ocho miembros ad honorem designados por las cámaras empresarias y los sindicatos.


Fuente: Errepar


https://blog.errepar.com/el-senado-transformo-en-ley-proyectos-economicos-pedidos-por-el-gobierno/


19 visualizaciones0 comentarios