• TGCQ

La AFIP suma herramientas para controlar irregularidades laborales en el sector agrícola

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) incorpora herramientas para fortalecer su capacidad de fiscalización en materia laboral. La Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social de la AFIP estableció un nuevo indicador mínimo de trabajadores (IMT) para la producción primaria de papa que le permite desarticular maniobras abusivas al determinar una cantidad mínima de trabajadores y trabajadoras requeridos para dicha actividad.

Con la incorporación del nuevo indicador para la producción primaria de papa, la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social de la AFIP suma 91 indicadores que potencian la capacidad de fiscalización y control sobre sectores agrícolas, ganaderos, industriales y comerciales, en todo el país. Algunas de las actividades alcanzadas son construcción, call centers, frigoríficos, supermercados, servicios postales, estaciones de servicio, restaurantes y bares.

La Resolución General 5225/2022 dispone el IMT para la producción primaria de papa según la zona de trabajo en el que se encuentre la explotación y al tipo de rol que cumplan las y los trabajadores. La Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social de la AFIP articuló con el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (RENATRE) y la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), para definir los IMT para la producción primaria de papa.

Para determinar la cantidad mínima de trabajadores y trabajadoras requeridos en el sector se tuvieron en cuenta factores como la mano de obra permanente y la mano de obra temporaria necesarias en función de las hectáreas afectadas a la producción o las toneladas cosechadas. La estimación se realizó en base a las tres grandes áreas productoras de papa del país.

Los IMT se utilizan en el marco de fiscalizaciones de la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social de la AFIP a empleadores que en el ejercicio de una actividad económica no declaran trabajadores en su nómina o declaran menos de los que realmente están realizando tareas. La confección de los IMT requieren del análisis del proceso productivo y comercial de la actividad. A partir de determinados parámetros, se puede establecer la cantidad de trabajadores requeridos en un período determinado, con relación a una actividad específica y para la realización de un hecho económico lucrativo que demanda mano de obra que no es o no ha sido declarada oportunamente por su empleador. A partir del indicador, el organismo puede determinar aportes y contribuciones que le corresponden a los trabajadores que hayan cumplido sus tareas y no hayan sido declarados por sus empleadores.

Las fiscalizaciones impulsadas por la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social de la AFIP se potencian a partir de los acuerdos de trabajo coordinados con otros organismos públicos, entre los que se destaca el trabajo articulado en el territorio con los ministerios de trabajo provinciales, y también con distintas entidades sindicales. El abordaje coordinado potencia la capacidad de fiscalización involucrando a los diversos actores clave para la formalización laboral. La mejora de las herramientas y sistemas disponibles permite ampliar el universo fiscalizado de empleadores con potenciales situaciones de irregularidades e incumplimientos a nivel nacional. Los instrumentos de investigación y control se complementan, a su vez, con los avances registrados en la implementación del Libro de Sueldos Digital, que permite a los empleadores cumplir con distintas obligaciones en un único trámite, favoreciendo la despapelización, simplificando el cumplimiento y reduciendo costos.


Fuente: AFIP


6 visualizaciones0 comentarios