top of page
  • TGCQ

Mejoran beneficios fiscales para estimular créditos inmobiliarios

Con la firma del presidente Alberto Fernández, del jefe de gabinete Juan Manzur y del ministro de Economía Martín Guzmán, el Gobierno salió a incentivar la industria de la construcción, uno de los motores de la economía.


Así quedó establecido con el Decreto 152 publicado en el Boletín Oficial que modifica el instrumento del contrato de leasing y dispone una reducción del plazo necesario de financiamiento necesario para acceder a beneficios fiscales.


Hasta ahora, el plazo del financiamiento mínimo era de 10 años y ahora quedó reducido a 5 años para poder acceder a la deducción de los cánones del balance impositivo, la amortización acelerada del bien y el diferimiento del pago del IVA, que representan una reducción del costo financiero total de todo inmueble, construido o para la construcción.


DESTINOS

Esta iniciativa le puede servir a empresas para sus parques o plantas industriales, centros logísticos o edificios de oficinas.


Así, el leasing inmobiliario ofrece nuevas condiciones de financiamiento para impulsar la adquisición de bienes inmuebles destinados a la producción, manteniendo los beneficios impositivos específicos de este instrumento.


DETALLES

La nueva normativa se trabajó entre la Secretaría de Política Tributaria, a cargo de Roberto Arias, en función de la propuesta que le acercaron las entidades financieras y empresas del sector nucleadas en la Asociación de Leasing de Argentina (ALA), que consistió en acortar los plazos de financiamiento para que el leasing inmobiliario pueda tener vida en el país.


"El decreto firmado por el presidente Alberto Fernández y el ministro Martin Guzmán, permite darle al sector productivo una herramienta estratégica, como es el leasing para la compra de inmuebles destinados a la producción, con el valor agregado de obtener beneficios impositivos únicos que reducen el costo financiero de estas operaciones", afirmó el presidente de la Asociación de Leasing de Argentina, Nicolás Scioli.

CAMBIOS

La norma original, vigente desde el año 2000, establecía un plazo mínimo de financiamiento de diez años en función de la vida útil del bien para que se configure un leasing inmobiliario y, de esa forma, poder tomarse los beneficios tributarios, situación que impedía fijar una tasa de referencia acorde tanto para los dadores como para los tomadores.


Fuente: Cronista


https://www.cronista.com/finanzas-mercados/bancos-saldran-a-ofrecer-creditos-inmobiliarios-como-seran/





12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page