• TGCQ

Para comprar un departamento hace falta trabajar 2 años más que en 2021

Para comprar un departamento hace falta trabajar 2 años más que en 2020. Tomando un sueldo promedio de $100.000, se necesitan los salarios enteros de más de 14 años para comprar un departamento de dos ambientes usado.


El sueño de la casa propia parece cada vez más lejano. A la falta de créditos hipotecarios, se suma la suba de dólar y la pérdida del poder adquisitivo de los sueldos que se deprecian año tras año.


Según datos de Reporte Inmobiliario el poder de compra de metros cuadrados de los salarios sigue deteriorándose, "al ritmo de una macroeconomía donde el peso se devalúa, la inflación supera el 51% y la tasa de interés hace inviable cualquier endeudamiento a largo plazo", sostiene José Rozados, director de Reporte Inmobiliario.


Así, un asalariado medio que tiene un ingreso de $100.000 -según el Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial-, debería hoy invertir todo su sueldo durante 14,2 años para poder acceder a comprar un departamento de dos ambientes de 42 m2, (con un valor de u$s 78.288) en la Ciudad de Buenos Aires.


El dato a tener en cuenta es que el esfuerzo salarial para comprar ese departamento es hoy un 13,6% mayor que en mayo de 2021. Es decir que hay que sumarle casi dos años más de trabajo para poder adquirir la misma unidad.

"La pérdida del poder adquisitivo de los sueldos versus la capacidad de compra de metros cuadrados de un departamento podría ser aún peor. Hay que tener en cuenta que los valores de los inmuebles bajaron en los últimos dos años", agrega Rozados.


Según los últimos datos de Zonaprop, en 2021 los precios de los inmuebles a la venta bajaron un 7,5% y acumulan desde 2019 una desaceleración del 16% en los precios de publicación. "Las bajas llegan hasta el 35% a la hora de cerrarse una operación", recuerda Rozados.


CRÉDITOS HIPOTECARIOS

Pero, qué pasa con los créditos hipotecarios. Son los verdaderos ausentes del mercado inmobiliario.


En mayo pasado, para acceder a un crédito para la compra de la unidad de dos ambientes, había que pagar un cuota cercana a los $ 87.000, tres veces más que el alquiler de ese momento.



"Actualmente, como un signo concreto del empeoramiento de la situación, hasta la banca oficial (BNA) resignó la oferta de créditos hipotecarios; ya en su web oficial no aparece la opción de créditos", resaltan desde Reporte Inmobiliario.


Según los datos del informe, a la misma tasa de interés (8%) que ese Banco aplicaba para créditos hipotecarios UVA, actualmente la cuota inicial, para financiar el 80% del valor de un departamento usado de un dormitorio ascendería a $ 114.727 y el ingreso necesario que debería demostrar aquel que estuviera interesado en tomarlo sería de $ 458.908, equivalente a más de 4 ingresos promedios registrados.



Para José Rozados, la inflación alta y estructural es uno de los principales problemas para acceder a comprar una vivienda con crédito hipotecario.


"Más allá de cualquier voluntarismo publicitario resulta obvio, aún para el mayor banco oficial argentino, que sostener una línea de crédito hipotecario es inviable desde el punto de vista práctico", explica.


"La realidad no hace más que reflejar lo que ya reiteradamente hemos sostenido sobre este tema: sin macro y sin confianza no habrá una recuperación real del mercado y la posibilidad de acceso a la compra de primera vivienda para la mayoría de la población", finaliza.


Fuente: Cronista



4 visualizaciones0 comentarios