• TGCQ

Proponen desde el kirchnerismo un nuevo impuesto a la riqueza para pagar la deuda con el FMI

Acceda al texto completo del proyecto:


https://bit.ly/3CTybS3



Un sector del kirchnerismo decidió volver a la carga con el polémico “aporte solidario y extraordinario” –mejor conocido por la oposición como el “impuesto a la riqueza”- pese a sus promesas de que se aplicaría por única vez el año pasado. El diputado cordobés Pablo Carro presentó hoy una iniciativa que propone extender la vigencia del tributo, esta vez por diez años, con el propósito de que las personas más ricas de la sociedad contribuyan a pagar la deuda que el país tiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI).


“Necesitamos que los sectores más pudientes de nuestra sociedad sostengan un segmento de los esquemas de financiamiento público para recuperar el tejido productivo y de seguridad social en la Nación y las provincias argentinas –argumentó Carro en su iniciativa-. La propuesta es repartir una parte de la carga del proceso de desendeudamiento de acuerdo a las capacidades del sector socioeconómico más favorecido de nuestra sociedad, quienes dispusieron de más herramientas tanto en el país como en el exterior para surfear la ola crítica generada por el endeudamiento público tomado en 2018 y 2019″.



El diputado cordobés -quien se abstuvo en la votación sobre el acuerdo con el FMI- propone reeditar el mecanismo de la ley aprobada en 2020 y gravar a aquellas personas con bienes en el país y en el exterior cuyo patrimonio declarado sea superior a $320 millones de pesos. Las alícuotas serían del 1,5% al 2,75%, según su iniciativa.


El llamado “impuesto a la riqueza” fue aprobado en 2020 a instancias de Máximo Kirchner para paliar los efectos de la pandemia; fue concebido como un “aporte extraordinario”, esto es, para aplicarse por única vez. La iniciativa fue aprobada por el oficialismo y un sector de la oposición salvo Juntos por el Cambio, que votó en contra.



La iniciativa fue firmada por los diputados María Rosa Martínez y Hugo Yasky, también del oficialismo y de la CTA. Carro propone reflotar el impuesto para mitigar, no los efectos de la pandemia, sino del endeudamiento con el FMI. La recaudación sería repartida entre las provincias de acuerdo a los coeficientes de coparticipación, sugiere.



“El mecanismo de la Ley de aporte solidario y extraordinario a las Grandes Fortunas resultó efectivo para morigerar el impacto de la pandemia y sostener políticas de inclusión social para los sectores más desprotegidos y la reactivación productiva de la Nación. Ahora, proponemos una imposición con una temporalidad determinada en los plazos más cercanos de la restructuración de la deuda contraída con el Fondo Monetario Internacional”, señaló Carro.


En diálogo con LA NACION, el diputado cordobés señaló que, al momento de presentar su iniciativa, no lo consultó con Máximo Kirchner ni con el resto de su bloque.


“Este proyecto está muy vinculado a la historia de nuestra central, la CTA. Aquí la cuestión no es si se paga o no se paga la deuda con el Fondo, sino quién la paga. El presidente Alberto Fernández, al suscribir el acuerdo con el FMI, sostuvo que la deuda se irá pagando con el crecimiento; nosotros creemos que los réditos de ese crecimiento deberían destinarse a resolver los problemas de la pobreza y de la indigencia y que los sectores más ricos de la sociedad, a los que les fue muy bien en 2018 y 2019 con maniobras financieras, hagan un esfuerzo para desendeudar al país”, enfatizó.


El legislador admitió que la iniciativa difícilmente prospere en el Congreso por el rechazo de la oposición a incrementar impuestos. “Sabemos que es difícil, pero nuestro objetivo es poner este tema en discusión”, sostuvo.


Fuente: La Nación


https://www.lanacion.com.ar/politica/proponen-desde-el-kirchnerismo-un-nuevo-impuesto-a-la-riqueza-para-pagar-la-deuda-con-el-fmi-nid15032022/


5 visualizaciones0 comentarios