top of page
  • Foto del escritorTGCQ

La Legislatura porteña aprobó una nueva rebaja impositiva

Los diputados porteños sancionaron con 36 votos a favor, 21 en contra y 0 abstenciones una iniciativa busca reducir las alícuotas que pagan varios sectores productivos, lo que implicará esfuerzo fiscal de 38.056 millones de pesos.


Después de un mes sin sesiones, la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires volvió a reunirse en el recinto y le dio el visto bueno con 36 votos positivos, 21 en contra y 0 abstenciones a un proyecto que el alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta, remitió a esa Casa para establecer una baja en las alícuotas del Impuesto sobre los Ingresos Brutos a distintos sectores productivos.


La medida contó con el aval de los bloques de Vamos Juntos, Unión Cívica Radical, Republicanos Unidos, La Libertad Avanza, y el rechazo del Frente de Todos y el Frente de Izquierda – Unidad.


De esta manera, el texto recientemente aprobado reduce la alícuota de Ingresos Brutos del 1,5% actual al 1% (una baja de 33%). Mientras que, para el sector de la Construcción, la propuesta es bajar la alícuota del 2,5% al 2% (una baja del 20%). Además, se eliminará por completo la alícuota del 0,75% que tiene hoy el Sector Primario.


Esta medida se sumó a las otras propuestas que el alcalde local hizo en los últimos tiempos para darle un respiro a los bolsillos de los porteños, tal y cómo ocurrió semanas atrás con la eliminación al impuesto al sello en las tarjetas de crédito.


En los fundamentos del proyecto, Larreta recordó el conflicto que mantiene que con Nación por los recursos coparticipables de la Ciudad e hizo mención a la negativa del Gobierno Nacional de dar cumplimiento del fallo de la Corte Suprema de Justicia. “Sin embargo, embargo, se observa que también es necesario otorgar previsibilidad a los contribuyentes que están pagando el Impuesto sobre los Ingresos Brutos por los rendimientos de las operaciones concertadas con instrumentos emitidos por el Banco Central de la República Argentina en el marco de los compromisos asumidos por el Gobierno de la Ciudad”, advirtió.


“Es conveniente que esos contribuyentes puedan tener un margen de previsibilidad respecto de cuál será la presión fiscal que deberán asumir y del modo en que deberían materializarse los eventuales reintegros de los fondos previamente ingresados. Sucede que, como indica la pacífica jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, es necesario que el Estado prescriba claramente los impuestos y su funcionamiento para que los contribuyentes puedan ajustar y adecuar sus conductas”, completó el alcalde.


Fuente: Parlamentario



7 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page