top of page
  • Foto del escritorTGCQ

La Legislatura porteña aprobó la Ley de Incentivo Joven

La Legislatura porteña aprobó este jueves la ley que bonificará el pago del impuesto a los Ingresos Brutos por dos años a los jóvenes de entre 18 y 29 años que se inscriban en el monotributo. La iniciativa fue votada por unanimidad con 57 votos a favor.


La Ley de Incentivo Joven fue presentada por el vicepresidente primero de la Legislatura porteña, Emmanuel Ferrario, para brindar un alivio fiscal a todos los nuevos contribuyentes de entre 18 y 29 años que inicien y mantengan actividades como monotributistas dentro de la categoría de régimen simplificado en la Ciudad.


Los beneficiarios van a recibir una bonificación del 100% del Impuesto sobre los Ingresos Brutos durante los dos años consecutivos desde el momento de su inscripción.


Según datos del INDEC, 123 mil jóvenes porteños menores de 29 años se encuentran desempleados o en situaciones de empleo informal. Representa el 42% de la población económicamente activa de ese rango etario.


Con la Ley de Incentivo Joven, quienes se den de alta por primera vez en el impuesto van a poder ahorrar hasta $ 78.000 por año y van a tener la previsibilidad de recibir este beneficio por 24 meses.


“Desde la Ciudad tenemos un doble reto: integrar a los jóvenes en el mercado laboral e incentivarlos para que puedan desarrollar su carrera y su proyecto de vida acá en la Ciudad”, sostuvo Ferrario.


Consideró a su vez que “la exención del Impuesto a los Ingresos Brutos a los jóvenes que se den de alta por primera vez en el impuesto cumple un papel esencial para darles un ahorro adicional a los jóvenes". Y sumó al respecto: “Mejora su bienestar en el corto, en el mediano y en el largo plazo”.


Por último sostuvo que “muchas veces los jóvenes no están familiarizados con los impuestos o no encuentran la información” y que “al momento de emprender tienen que observar tantas cosas que se pierden de su objetivo principal, tener emprendimientos sostenibles”.



Luego, a través de su cuenta de Twitter, el vicepresidente de la Legislatura sostuvo que la iniciativa se suma a los cursos de formación financiera y prácticas profesionales que se impulsan desde la Ciudad de Buenos Aires.


“Basta de que los jóvenes se sientan expulsados del país. Queremos que encuentren oportunidades para quedarse acá, que elijan la Ciudad para vivir y desarrollar su carrera. En la Ciudad, primero los jóvenes”, concluyó.


La aprobación por unanimidad fue un malabar de Ferrario, que comanda un cuerpo legislativo con una mayoría oficialista con una composición que no responde siempre verticalmente.


El vicepresidente primero de la Legislatura consiguió que la iniciativa que impulsó fuese acompañada por todos los bloques que conforman la Legislatura porteña e incluso eliminó cualquier tipo de grieta que podría haber surgido en los últimos días con la críticas de Elisa Carrió a algunos miembros del PRO.


Además del PRO y de la Coalición Cívica son parte de la bancada oficialista, Republicanos Unidos (responden a Ricardo López Murphy), Confianza Pública (responden a Graciela Ocaña), el Partido Socialista y la UCR Evolución (responden a Martín Lousteau).


A su vez, la ley consiguió el acompañamiento del Frente de Todos donde las bancas se dividen entre los legisladores más afines al peronismo porteño y los que responden a La Cámpora.


También sumó las adhesiones de los cinco legisladores que responden a Javier Milei, el bloque de La Libertad Avanza, y de los representantes del Frente de Izquierda. Se trata de fuerzas políticas que suelen votar en contra de cualquier iniciativa propuesta por el oficialismo porteño.


Fuente: Clarín



17 visualizaciones0 comentarios
bottom of page